sábado, 8 de diciembre de 2012

Diario de mi travesía por el no-poo/ no-champú SEMANA 2

miércoles 28 de noviembre de 2012

día 9.

Por la mañana quiero aguantar más, pero me llama mi madre que corra a recogerla y la lleve a casa de mis abuelos que mi abuelo se ha caido y ha perdido el conocimiento. No me da tiempo ni a ducharme y salgo pitando. Hay que llamar a una ambulancia, no puede bajar las escaleras sin caer desmayado. Un día loco empieza, pero como hablamos de cabello y no de vida personal, me limitaré a esto.
Al mediodía tengo la oportunidad de ducharme y lavarme el cabello en casa de mis padres y no la desaprovecho, no sé cuánto estaré fuera hoy y quien sabe si duermo en casa siquiera. Mi madre muy atenta me prepara "la receta" en el impás de la comida mientras mi padre vela en el hospital.

No estoy descontenta. A la vista no está perfecto pero no mal. Es al moverlo o tocarlo que se nota "tieso" tirando a acartonado. Vamos que no está limpio y suave como debería ser después de lavarse. Pero paciencia. Hay quien lo pasa peor.

No me acuerdo de hacer foto ni nada, pero como preveía, hemos ido de hospitales (se lo pasaban como una pelota y hemos estado en 3 hospitales diferentes!!!) y por la noche acabo quedándome a dormir en casa de mi abuela con ella para que no esté sola, pues el hospital definitivo está cerca de su piso en Barcelona. Aquí si me agarro a una luz del comedor y con el móvil hecho 4 fotillos. Para la grasa que llevaba acumulada, no está mal, ¿no?




jueves 29 de noviembre de 2012

Aguanto.Hay una ola de frío polar y yo voy con mi gorra a todas partes.

 viernes 30 de noviembre de 2012

He de llevar a una amiga con Sensibilidad Química al hospital y me ducho entera y lavo el pelo. Igual que últimamente, por más que froto me queda como "el día extra" sin lavarme el pelo, no limpio del todo.

sábado 1 de dociembre de 2012

Aguanto.

domingo 2 de diciembre de 2012

día 13.

Estamos invitados a comer y me la vo el pelo . Está bien porque he aguantado 72 horas, ya son 24 más de lo habitual en mí. Me estoy concienciando de que he de tener más tolerancia con la grasa. Y no es tanto que se vea la raíz de todo el pelo apelmazada como si tuviera aceite y pegada al cuero cabelludo, sino que se ve "pegado" entre sí en mechones y en la coronilla se marcan las marcas de dormir y son imborrables con cepillo

La prueba es que aunque me lavo el pelo está igual de horrible, con aspecto graso y sin volumen. Con todo el mundo me disculpo por las pintas porque "estoy probando un nuevo tratamiento capilar para la grasa y las primeras semanas tiene este aspecto"... Me miran como "pues vale, ni me había fijado". ¿¿¿Es que soy la única que lo ve??? ¿¿Tan mal estoy??


lunes 3 de diciembre de 2012

Aguanto. He programado un mínimo de compromisos sociales a los que puedo ir con gorro.

martes 4 de diciembre de 2012

Me lavo el pelo. Nada remarcable en el aspecto y por eso no hay  fotos. Sigue quedando medio bien medio mal. Lo único que desde el principio no he vuelto a sentir el pelo suave al pasar los dedos. No me atrevo a subir la cantidad de vinagre para que no me engrase más, pero debería hacer el experimento...

SEGUNDA  semana pasada con éxito, más tolerancia y tranquilidad. Seguramente por eso no hay fotos, aunque tengo la sensación de haber hecho cada día. Tal vez he borrado la SD de la cámara pensando que esas fotos de mi cabeza sucia ya las tenía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario